Ver perfil

🛡️ El camino de la valentía

Destacadas Newsletter 🔥
Buenos días,
Ya encendimos la llama de las ideas 🔥 y si te has incorporado recién a nuestro Newsletter, te dejamos nuestra Carta de Bienvenida donde encontrarás una debida presentación de quienes somos.
Si ya sabes cómo va la cosa (te agradecemos ENORMEMENTE que te hayas quedado) y te invitamos a continuar leyendo este sustancioso ejemplar que hemos curado para ti.
Estamos abiertos a recibir ideas, comentarios y sugerencias de todos nuestros lectores. Si quieres comunicarte con nosotros, solo responde a este correo y escríbenos lo que desees.
Nos vemos de nuevo en 15 días.

Tony Bynum
Tony Bynum
✍🏻 📜 | EDITORIAL
El camino de la valentía
Los complejos retos de la sociedad actual requiere de nosotros lucidez y consciencia para enfrentar las más diversas amenazas de orden político, social y económico pero por sobre todo ideológico.
Son las ideas que albergan las mentes las que forjan el funcionamiento de nuestras sociedades, pero si bien son la fuente más prolífica del crecimiento humano las ideas también tienen la capacidad de destruir. Lamentablemente ideologías tóxicas han proliferado en nuestras sociedades, prosperando entre nosotros bajo una aparente inocencia.
El igualitarismo, la inclusividad y la diversidad son apenas algunas de ellas, que bajo el amparo del progresismo o la nueva izquierda, se venden como las ideas más modernas y de vanguardia de nuestra época, poniendo en peligro lo que tanto esfuerzo nos ha costado lograr: la paz.
Pero la paz a pesar de ser ideal, nos ha debilitado a un punto en el que no sabemos distinguir entre la libertad y la esclavitud; entre el igualitarismo y la competitividad; entre la igualdad de resultados y la igualdad de oportunidades y finalmente entre la valentía y la cobardía.
Se requiere de mucha más valentia para mantener la paz que para ganar una guerra. Y ante este escenario, la valentía cobra valor como la principal arma en el terreno ideológico.
Pero entonces, ¿cómo mantenemos la paz sin perder la cordura?
Sabemos que no es un camino de rosas y que nos enfrentamos a ideas tan abrumadoras que se imponen por su caracter tiránico y no por su sentido común. Sin embargo, será necesario deslastrarnos de la holgazanería y de la comodidad despreocupada que nos dice: “todo está normal”. Requerirá ergirnos y a paso firme desarmar lo que han querido disfrazar de normalidad, hábito y progreso.
Hemos estado mucho años desaprendiendo que somos libres cuando en verdad; solo por agotamiento, hemos cedido nuestra libertad. Debemos trabajar, leer, amar y colaborar por retornar a la primacía de la libertad, como el valor más infalible y necesario de todos. La paz nos demanda estas reformas porque la alternativa es demasiado oscura y peligrosa.
La valentía jugará un papel vital en esa tarea y este newsletter, humildemente quiere construir ese camino.
“Un país donde se anteponga la igualdad a la libertad, terminará sin ninguna de las dos” Milton Friedman
💉🎾 | Infectocracia
AFP/GettyImages
AFP/GettyImages
Lo que ha pasado con Novak Djokovic puede ser un ejemplo de lo que podríamos enfrentar permanentemente si los ciudadanos no retomamos las riendas de nuestras libertades.
Cuando parecía que se había hecho justicia en el caso del tenista contra el Estado australiano, luego de una decisión firme del juez, hemos visto florecer un fenómeno inédito dentro de la conocida “nueva normalidad”; una especie de moralidad de la infectocracia que define qué es lo correcto o lo incorrecto socialmente.
Las narrativas de los medios de comunicación se han alineado en su ataque al deportista por el único hecho de hacer frente a las disparatadas normas Covid, contemplando la posibilidad de su detención o peor aún, acusándolo de ir a un evento “estando infectado”. Situación que para ese momento Djokovic ni siquiera sabía. ¿En qué momento permitimos que una enfermedad hiciera a los enfermos automáticamente culpables o malvados?
Es evidente que la humanidad no ha sido capaz de contener esta pandemia que tiene ya tantas olas como el mar, y no podemos tolerar un sicariato moral contra los que se contagian, enferman o mueren a consecuencia de él. Debemos trabajar más en sanar que en perseguir con la pretensión permanente de controlar.
Se nos viene a la mente una extraordinaria plegaria, que de haber sido puesta en práctica desde el inicio, no hubiésemos llegado a este punto:
Señor, concédeme serenidad para aceptar todo aquello que no puedo cambiar, valor para cambiar lo que soy capaz de cambiar y sabiduría para entender la diferencia. (Tuitea esta frase)
Aunque nadie parece querer darse cuenta, el caso de Djokovic (al que le han cancelado la visa por segunda vez) y el de otros tantos ciudadanos sometidos al hostigamiento “sanitario” del estado, las farmacéuticas, las big-techs y las autoridades son el ejemplo claro del desprecio a las libertades y han exacerbado las más oscuras ambiciones de las élites: El control absoluto.
Destacadas Newsletter 🔥
🎾🇦🇺| Al tenista Novak Djokovic se le ha prohibido la entrada a Australia por no estar vacunado, lo cual ha generado un debate científico y moral enorme.
Te preguntamos:
Limitar a ciudadanos trasladarse por su estatus vacunal del Covid-19 es
💤 😑 | Wokeismo
Vogue USA
Vogue USA
Hollywood desde sus inicios ha dictado los estándares de belleza y moda tanto para hombres como mujeres ¿Pero qué ocurre cuando se quiere imponer un patrón a la masculinidad? El asunto es que la masculinidad no es realmente una moda dictada desde el cine, sino una característica humana inalienable.
¿La nueva moda hollywoodense? Los hombres más atractivos son más femeninos o “coquetean” con la feminidad.
Aunque persiste la idea de denominar a la masculinidad tradicional como “tóxica” o hasta peligrosa, incluso concibiendo la idea de obligar a los hombres a orinar sentados, la realidad es que la masculinidad no es un constructo social sino una característica inherente al hombre, producto de siglos de evolución; es decir, hombres más femeninos no son realmente más atractivos, probablemente más dóciles y manejables para intereses tiránicos a los cuales no nos adentraremos en esta entrega pero, definitivamente un hombre con características preponderantemente femeninas nunca será una opción en el mundo real, donde la moda es solo un accesorio.
⛓️ 🌐 | Control Social
desdemona72
desdemona72
Piensa que alguien te observa, que cada una de tus acciones está medida; que “alguien” valora quien eres sin cruzar palabra contigo pero, con la información suficiente como para sacar las conclusiones que necesita. ¿Podrías vivir así?
No hablamos de un buen argumento cinematográfico, hablamos de lo que se vive en China. No es nuevo, ni una consecuencia de la pandemia del COVID-19; el régimen chino ha estado preparando esto desde el 2014. El sistema de puntuación social chino nace del “Proyecto de planificación para el desarrollo de un sistema de crédito social (2014-2020)” con la idea de aplicación en toda la república popular.
Hablamos de ciudadanos observados por más de 290.000 cámaras en una ciudad como Shanghái; mientras occidente observa el creciente “gobierno de los datos” que el régimen chino aplica lentamente pero sin dudar, una pesadilla orwelliana. Un plan de poder y un juego de fuerza que el Partido Comunista Chino (PCC) no suelta mientras mantiene el liderazgo político y su capacidad de disciplinar moralmente a sus ciudadanos.
Hablamos de un sistema perverso, ambiguo y en gran medida aleatorio que en un nuevo contexto de mecanismos cibernéticos e inteligencia artificial, lleva a la ingeniería social a un nivel que aún parecemos estar por descubrir.
📡 🌐 | Tecnología
Los desarrollos tecnológicos nos atraen a todos, la posibilidad de “simplificar nuestras vidas” resulta atractiva. Un ejemplo de ello es la Inteligencia Artificial, un software que realiza una tarea de forma similar a un experto humano.
Aplicado a distintas áreas del desarrollo, la Inteligencia Artificial ha hallado mercado en las redes sociales; automatizando total o parcialmente tareas que requieren mucha mano de obra: ventas, compras e interacción. La parte bonita de la historia.
Sin embargo, detrás de la Inteligencia Artificial hay humanos. Y con los humanos hay intereses, verdades y mentiras para llegar a una meta. Un análisis de 2019 de startups tecnológicas descubrió que el 40% de las supuestas startups de AI no mostraban ninguna evidencia de utilizar realmente la inteligencia artificial en sus productos. ¿Sorpresa?
El objetivo de la Inteligencia Artificial es mejorar la experiencia del usuario en las redes sociales, recopilando la mayor información posible y proporcionando contenido que se “adapte a sus preferencias”. Dejando de lado en mucho la libertad de elegir, ejecutando los comandos incluso si esto se produce a expensas del bienestar del usuario o la ciudadanía en general.
Hay control de la Inteligencia pero también del Estado. ¿Dónde quedamos nosotros en todo esto?
🖇️📌 | Imperdibles
Johnny Harris se adentra junto Binya Appelbaum en la hipocresía progresista del partido demócrata, dejando claro que el discurso difiere a los hechos, especialmente en los estados azules ¡Imperdible!
Liberal Hypocrisy is Fueling American Inequality. Here’s How. | NYT Opinion
Liberal Hypocrisy is Fueling American Inequality. Here’s How. | NYT Opinion
👁️ 🌐 | Future Briefing
  • El Dr. Fauci queda expuesto: Project Veritas publica documentos que desmienten su testimonio que niega su participación en la creación de peligrosos virus artificiales (Virus Gain of Function)
  • CDC revela que 75% de fallecidos por COVID-19 padecían de hasta cuatro comorbilidades ¿Cuántas personas realmente fallecieron a causa del coronavirus entonces?
  • Éric Zemmour: Los pueblos de Europa están en peligro de extinción
  • Cuáles serán las diez misiones espaciales más importantes de 2022
  • “Libertario” es sólo otra palabra para liberal (clásico)
¿Te ha gustado? Sí No
Destacadas
Destacadas @destacadas

El primer boletín editorial en inteligencia estratégica e información privilegiada del hemisferio

Para cancelar tu suscripción, haz clic aquí.
Si te han remitido este boletín y te ha gustado, puedes suscribirte aquí.
Created with Revue by Twitter.
Los Palos Grandes 1060, Chacao, Miranda. Caracas - Venezuela